Claves para la buena formulación de Objetivos Nutricionales

Coaching nutricional, calidad de vida
Comer es mucho más que comer
30 marzo, 2016
Objetivos para alcanzar el éxito
Cómo crear objetivos para el éxito
5 agosto, 2016
Mostrar todo

Claves para la buena formulación de Objetivos Nutricionales

Objetivos nutricionales

Para ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos de Nutrición y Alimentación, no solo es importante que conozcamos bien estos, si no que además es indispensable contar con los conocimientos y herramientas adecuadas para ayudarles a definirlos correctamente.

Mejorar la alimentación, perder peso, ganar salud o cambiar hábitos, son para quienes acuden a una Consulta de Nutrición, algunos de los objetivos más deseados. Sin embargo, estos pueden no estar bien definidos, siendo este factor, uno de los motivos que impidan a la persona alcanzarlos. ¿Te gustaría aprender las claves para definir y formular objetivos Nutricionales?

¡Te invitamos a acompañarnos en esta lectura!

Existen diversos acrónimos que detallan las cualidades para definir objetivos, pero desde el Coaching Camp, queremos enseñarte uno muy fácil de recordar y aplicar. ¿Cuál es?, Se trata del acrónimo META+.

Como todo objetivo es también una meta, y este a su vez es importante que sea positivo, recordarás este acrónimo fácilmente. Ahora bien, ¿Qué significa cada una de las palabras?

  1. Medible: Todo objetivo debe ser medible, es decir que nos permita cuantificar y evaluar a través de diversos indicadores, en que fase se encuentra la persona con respecto a ese objetivo a alcanzar.
  2. Específico: Nuestros objetivos tienen que ser específicos o concretos, es decir deben ser precisos y exactos. Si son abstractos como “perder peso”, “ganar salud” o “sentirse bien”, por ejemplo, no estarían bien definidos.
  3. Temporalizable: A todo objetivo debemos poder poner una fecha de inicio y una fecha de fin, correspondiente esta última al logro del mismo.
  4. Alcanzable: Soñar es gratis, pero lo cierto es que nuestros objetivos deben de ser alcanzables y realistas, ya que de ser inalcanzables, estaremos persiguiéndolos, pero sin poder disfrutarlos nunca.
  5. + Positivo: Es esencial que un objetivo esté expresado en positivo, ya que de no ser así, nos focalizaremos justamente en lo que no queremos. Para que lo entiendas, te animo a que no pienses en una manzana roja. ¿En qué has pensado?

Ahora que ya conoces los requisitos y aspectos para la buena formulación de objetivos nutricionales, te proponemos que lo pongas en práctica.

  • Coge un papel y un bolígrafo.
  • Imagina que llega un cliente y te dice que su objetivo de este verano es: “No coger peso durante las vacaciones”.

¿Crees que es un objetivo bien definido? Para saberlo, veamos si cumple con todos los criterios anteriores.

  1. ¿Es Medible? A priori, podemos pensar que sí. Pero la realidad es que sin conocer lo que para la persona significa “no coger peso”, no sabemos si lo va a poder medir o no.
  2. ¿Es Específico? No lo es, ya que coger peso no es un objetivo concreto…¿Qué significa realmente?… ¿No coger 1 kg de arena en la playa?, ¿No coger pesas en el gimnasio durante las vacaciones?, ¿No coger ni un gramo de peso corporal? ¡Las opciones son infinitas!
  3. ¿Es Temporalizable? Sí, ya que las vacaciones tienen una fecha de inicio y una fecha de fin, y por tanto sí puede determinarse el tiempo para cumplir con el objetivo.
  4. ¿Es Alcanzable? Una vez más, depende de lo que realmente signifique para la persona “no coger peso”, ya que si para esta significa no coger ni 1g de peso corporal, no será alcanzable, ya que sabemos que nuestro peso puede oscilar ligeramente de un día para otro.
  5. ¿Es Positivo? No lo es, ya que el objetivo “No coger peso durante las vacaciones” está expresado en negativo. Como nuestro cerebro no entiende de órdenes negativas, la persona pondrá el foco justamente en lo que no quiere “Coger peso durante las vacaciones”.

Ya hemos podido comprobar que el objetivo del cliente no cumple con todos los requisitos para estar bien definido.

¿Cómo logramos que su objetivo cumpla con el acrónimo META+?

  1. Conviértelo en un objetivo específico. Para ello, te proponemos que le realices algunas de las siguientes preguntas. ¿Qué es realmente para ti no coger peso?, ¿Cuánto peso “no quieres coger”?, ¿Cómo sabrás que no has “cogido ese peso durante tus vacaciones”?
  2. Convertirlo en un objetivo medible. Para ello, te proponemos que le formules algunas de las siguientes cuestiones. ¿Cómo vas a medir tu objetivo?, ¿Qué indicadores vas a utilizar para saber que lo has logrado?
  3. Convertirlo en un objetivo alcanzable. Para ello, te proponemos que le formules algunas de las siguientes cuestiones. ¿En qué medida crees que tu objetivo es alcanzable?, ¿Qué y cómo lo vas a hacer para alcanzarlo?
  4. Convertirlo en un Objetivo positivo. Para que ello, le pedimos que el objetivo previamente definido sea expresado en positivo.

Antes de terminar con la buena formulación de objetivos, recuerda que también es importante pedirle a la persona que lo escriba en un papel y determine…. ¿Para qué quiere conseguirlo? y ¿Cuán de importante es para él/ella alcanzarlo?

Esta es una de las muchas herramientas que nos ofrece la metodología del Coaching para ayudar a nuestro clientes a alcanzar sus objetivos.

Deseamos que el artículo haya resultado de tu interés.

María González Neira – Coordinadora de la Certificación en Coaching Nutricional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *