La asertividad, una capacidad muy relacionada con la alimentación

El Fitness y Wellness Coaching mantiene el puestos en el ranking mundial del Fitness publicado por ACSM
27 octubre, 2015
La influencia de los pensamientos.
La influencia de los pensamientos en nuestros hábitos alimenticios
9 marzo, 2016
Mostrar todo

La asertividad, una capacidad muy relacionada con la alimentación

Asertividad, muy relacionada con la alimentación.

Quizás, el título de este post, no te diga nada y, es que es posible que nunca antes te hayas parado a pensar y/o reflexionar sobre la íntima relación que existe entre la asertividad y la alimentación.

La asertividad, es una palabra que seguramente te suene. Pero…¿Qué es exactamente?

Para Olga Castayer (Psicóloga clínica y autora de diversos libros de asertividad), la asertividad es la capacidad de autoafirmar nuestros derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás.

Esta definición nos gusta mucho, y es por ello que solemos tomarla como referencia cuando trabajamos este concepto con nuestros alumnos, en las diversas certificaciones de Coaching.

La asertividad, además de ser una capacidad, es una conducta resultante del conjunto de comportamientos, emociones, pensamientos…que presenta una persona. Cuando una persona tiene una conducta asertiva, es una persona que conoce y defiende sus derechos, y que además respeta los de los demás.

Ahora que ya conoces el concepto de asertividad, es posible que te estés preguntando…¿Y qué relación tiene esta con nuestra alimentación?

La relación entre ambos es amplia, puede que incluso más de lo que imaginas; y es que no debemos de olvidar que nuestras elecciones dietéticas están ampliamente influenciadas por nuestros pensamientos, emociones, sentimientos, valores, creencias

En resumen y, después de múltiples observaciones, podemos decir que muchas de las personas que carecen de conductas asertivas, pueden en determinadas circunstancias y contextos concretos, realizar elecciones dietéticas poco saludables, que no desean realmente realizar, pero que las hacen porque no conocen y/o no respetan sus derechos.

A continuación, os mostramos algunos de los comportamientos dietéticos, que a veces, aunque no necesariamente siempre, pueden ser fruto de una falta de asertividad:

  • “No dejo comida en el plato porque creo que es una conducta inapropiada”
  • “No rechazo un bombón de un compañero porque es de maleducados”
  • “No elijo una ensalada porque pensarán que estoy a dieta”
  • “No me pediré un plato diferente porque perjudicaré al resto”
  • “No pediré pan integral por no molestar a los camareros”.
  • “No le diré que me cambie el azúcar por sacarina por no entretenerle”
  • “No diré que me guarden la comida sobrante por no molestar”

¿Te suenan?

Estas prácticas, reflejan hábitos dietéticos frecuentes y habituales en nuestra sociedad, que han podido ser formados a partir de creencias, valores, costumbres, herencias culturales…y, que pueden ser el origen de una conducta poco asertiva.

En conclusión, conocer y trabajar la relación entre conducta asertiva y comportamientos dietéticos, resulta de especial interés e importancia para ayudar a las personas a modificar y crear hábitos dietéticos.

Este post ha sido elaborado a partir de las conclusiones y reflexiones aportadas por los alumnos y docentes de la Certificación en Coaching Nutricional del Fitness Coaching Institute.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *